Wednesday, March 26, 2008

Everything starts with... a Reality Show?

Hace unas semanas me enteré que el periódico The Guardian, que sigue marcadas tendencias de izquierda, había tenido la compasiva y genial idea de aportar el dinero para un proyecto de desarrollo, en Katine, Uganda, una comunidad de 25,000 habitantes donde la mayoría sobrevive con menos de un dólar al día. Katine: Everything starts with a village (Todo empieza por una comunidad), es el título de esta iniciativa. El proyecto en sí también recibe fondos del banco Barclays y será ejecutado por la ONG Amref, quien se encargará de que los fondos del periódico y los lectores se traduzcan en proyectos que mejoren permanentemente la calidad de vida de la gente que allí habita. La cosa no pareciera ir mas allá de las comeflorianas intenciones europeas de salvar al mundo si no es que tal proyecto será promocionado y seguido "en vivo" por los reporteros del periódico, abriendo espacios para que los lectores participen aportando ideas y dinero, pero al mismo tiempo convirtiendo la necesidad de los katinenses en una especie de reality show. El peligro de semejante idea es que ahora la miseria y la espantosa desigualdad de este pueblito puede convertirse en un elemento más para entretener a cierto segmento del público y que en vez de buscar un compromiso que garantice ayuda para los países del tercer mundo, el desarrollo puede verse como un juego, como una serie televisiva que termina cuando un niño pobre o desamparado o paralítico hacer derramar lágrimas a actores y políticos en horario triple A. Y si, claro que uno piensa en el teletón y su patético mensaje de ayudar a los demás es mejor cuando la causa es patrocinada por sabritas, bimbo, etc… Sin embargo no todo es malo, el proyecto Katine también develó la burocracia y el tortuguismo de las ONG´s que en teoría son ejemplo de administración y eficiencia; en tres meses aun no se había podido contratar a un líder para el proyecto. La razon de Amref es que ninguna persona de las entrevistadas quería ir a radicar a Katine. ¿Es eso creíble? Lo interesante será ver hasta qué punto el desarrollo importado desde el Reino Unido logra tener un impacto sobre una comunidad tan pequeña sin transformarse en el reality show de moda. Aquí el link para Katine:

3 comments:

Azucena Guzman said...

Muchachon!oye, entonces tu que propones para despertar conciencia, (esta se escribe sin sc) entre los paises del primer mundo... la television es pesima, definitivamente, pero aqui Uk por ejemplo es su gran desahogo para escapar los dias de bajas temperaturas, alejados de la naturaleza. Yo creo que si hay documentales que promocionen lo que se vive en paises donde se necesita la ayuda, pues que mejor. Me gusta tu concepto de "comeflorinas" o como les llamas... pero si pueden dar, aportar, dinero ayudar a cambiar las condiciones de vida de esta poblacion pues los apoyo... son pocas las personas que quieran ir al lugar de los hechos... pero como alguna vez me dijo una indigena en tierra Maya, la gente viene aca por un tiempo, quieren cambiar nuestro estilo de vida, se sienten que cambiaron el mundo y se van...muchas veces valoran mas, el dinero que les puedas enviar para que ellos lo inviertan en lo que ellos crean pertinente, mi humilde opinion, ya vas, Azuflower...

Pucca said...

Sospecho que serias un buen candidato a la vacante. Vere si en la liga te puedo postular.Un abrazo

Gustavo said...

Azuc. Híjoles, esa pregunta es la más difícil de contestar porque despertar la conciencia implica siempre educación y la mayoría de los sistemas educativos tienden a crear mentes con poco pensamiento independiente. Yo creo que Katine es una buena iniciativa, aunque queda un poco la sensación de que lo hacen más por la publicidad que por ayudar en sí.

Pucca, gracias por semejante cumplido!