Sunday, January 11, 2009

No es tiempo para despedirse

Hoy que es luna llena, o casi luna llena y que estoy lejos, muy lejos, como ya se me va haciendo costumbre, no puedo dejar de pensar en él, uno de mis mejores amigos, y de que mientras miro la neblina de Londres él lucha por salvarse. Desde hace trece años es, y ha sido, esa presencia que con sencillez podría definir como a un hermano, aunque su mundo, sus percepciones, su consciencia sean tan diametralmente distintas de la mía. Ahora prefiero recordarlo cuando era yo el de los problemas y él se limitaba como siempre, a mirar con cara de tremenda preocupación, suspirar con toda su resignación canina y a echarse esperar que las penas se diluyeran en su única solución: el tiempo. Ahora de ese misma esencia, del tiempo, depende su existencia y yo, desde mi isla, no puedo sino respirar hondamente y esperar que este tiempo sea de esos que terminan con las angustias y que al final de la espera él siga como siempre ha sido, feliz, mimado, con un rabito como radar, lleno de emoción para dar la bienvenida y amigo, amigo por siempre. Confío en que el tiempo de despedirse aún no llega y desde esta noche me limitaré a seguir su ejemplo, suspirar hondamente, apagar el cigarro y seguir con esta cara de preocupación hasta que el tiempo haga su trabajo.

5 comments:

Pucca said...

El reciba en energía, el intenso deseo de que se salve. Un abrazo

Lucy said...

Hermanito:
No hay que perder la fe y la confianza. Su mirada siempre te ha buscado y confio en que aún no es tiempo de despedidas.
Te quiero y te extraño

Florecita roquera said...

Gustavo! Espero que el tiempo del anio 2009 sea muy bueno para ti, que bueno es leerte y saber que tambien tienes a un ser que te espera con muchas ganas del otro lado del Atlantico... abrazo de tu fiel lectora

Yo said...

Gracias a todos por la buena vibra, parece que todos los buenos deseos hicieron efecto y hubo viento a favor así que el susodicho será dado de alta hoy después de dos semanas enjaulado en el hospital...

Abrazos.
GUB

splendid said...

It seems different countries, different cultures, we really can decide things in the same understanding of the difference!
nike shoes