Saturday, June 23, 2007

El caso Madeleine


Unos días antes de nuestro viaje a Portugal, una familia inglesa que vacacionaba al sur, en la turística Faro comenzó a vivir uno de las peores infiernos que a alguien le pueden suceder: la desaparición de un niño. Madeleine McCann de 4 años jugaba con sus dos hermanos afuera de un bar de tapas en el Praia da Luz resort el 3 de mayo cuando se reportó su desaparición. Sus padres movilizaron inmediatamente a la policía portuguesa y con el apoyo de contactos en Londres y Escocia ofrecieron una recomepensa de 1 millón de libras esterlinas (dos millones de dólares) a quien proporcionara información para encontrarla.

Hasta allí el caso podría parecer normal. Lo extraño y quizá más cruel fue el uso mediático que se dio de semejante tragedia. Con una agenda política marcada por la inminente renuncia de Tony Blair y el inicio de otro mes sangriento en Irak, los medios de comunicación volcaron su atención en el caso Madeleine. Extrañamente, tabloides, cadenas de televisión y radio convirtieron el rapto de una pequeña de dos años en la prioridad nacional. Personalmente nunca diría que no es importante, sin embargo es evidente que en algún centro de poder se tomó la decisión de desviar la atención de la opinión pública hacia el caso. Semejante cobertura me hizo recordar el caso de los pescadores "naúfragos" que aparecieron en agosto del año pasado, justo después de la apretadísima elección presidencial y enmedio de rumores de fraude electoral.

Quizá mi simpatía por la teoría del complot me lleva a escribir estas cosas. Hoy, han pasado 51 días desde la desaparición de Madeleine y aún no hay rastros. Un diario holandés recibió un anónimo afirmando que estaba enterrada en un lugar del Algarve, al sur de Lisboa, pero la policía no halló nada. Un caso scomo este muestra que en Europa también hay niños raptados, la mayoría de las veces por pederastas y redes de prostitución o pornografía infantil. Además, una cobertura mediática semejante crea conflictos al interior de Portugal, porque la presión inglesa causó una movilización policiaca sin precedentes, haciendo que los portugueses se pregunten si vale más un niño inglés que uno de Portugal. La foto de abajo es un ejemplo, anónimo, en un poste alguien se pregunta por qué no se apoya de la misma manera la causa de los niños portugueses que han sido raptados... La petición es clara: Justisa para Todos

5 comments:

Anonymous said...

Muy de acuerdo con su comentario, yo creo que el caso madeleine es una injusticia con muchos niños que tambien estan desaparecidos en muchos lugares del mundo y a estos casos no se les da mayor importancia.

Fernanda said...

Estoy de acuerdo con el comentario número 1. Justicia para TODOS. Pero debo reconocer q no hay peor pérdida que la desaparición de un hijo...el no saber si está vivo, si está bien ? Es muy dificil.
En el caso de Madeleine; sus padres tienen el nivel económico para ofrecer una buena recompensa, no olvidar que el dinero mueve el mundo y tal vez pueda mover algún corázón que pueda informar o devolver a la niña. Yo vivo en Uruguay y cuando me enteré me dolió. Ver esa niña tan feliz y tan linda y no saber que pasó con ella. Hay que tener fé y rezar x todos los niños desparecidos. Basta ya ! no debe existir dolor más grande para sus padres y para esa niña. Gracias y ojalá vuelva pronto a casa.

Anonymous said...

Es terrible saber que fue un acto de EXORCISMO. Por tanto el caso, por la vía judicial-policial, jamás será resuelto.
Texto encontrado en internet donde denuncia el hecho:
"La niña, tras descubrísele trastornos psicológicos era sedada permanentemente por indicación médica, pero su caso empeoró
notablemente y sus padres, como católicos, resolvieron acudir a su asesor espiritual en su propio pueblo. El caso fue estudiado
exahustivamente por religiosos, hasta que se decidió practicarle un EXORCISMO.
Para evitar la justicia británica en caso de ocurrir alguna incidencia grave en ese rito. Planificaron realizarlo en un paraje turístico de
Portugal, en un sitio donde la mayoría de los visitantes son ingleses, cuestión que le permitiría pasar desapercibidos y además, lugar
estratégico por encontrarse a vuelo de pájaro.
Dos personas (no inglesas ni portuguesas), llegaron, luego que se instaló la familia en aquel lugar del Atlántico portugués, las que tuvieron a
cargo del rito religioso. Para ello, los padres deberían exponerse en un lugar público con amigos y conocidos a fin de no estar donde los
hechos iban a suceder, donde se preveía lo peor. La chica, según ellos, estaba absolutamente endemoniada.
Se urgió un plan con asesores especializados preparándose a los padres en la cuestión. que no son más que una mera imitación mediática
que usan los políticos. La enteresa con que los padres afrontan la situación, es la de su fe y del irremediable destino de su hijita. La
denuncia del secuestro, sería la fórmula y para ello era necesario la desaparición del cuerpo.
A sabiendas del bajo coste del presupuesto de la justicia portuguesa y el lerdo actuar de la policía tras la falsa denuncia. El cuerpo de la niña
y para no dejar vestigio de él, fue trasladado en un avión privado con vuelo hacia las islas británicas, a escasos minutos de viaje, enterrado
en algún lugar (supuestamente sagrado), posiblemente una iglesia católica.
Seguramente en este operativo, actuaron profesionales de servicios de inteligencia, que van a dificultar el rastro y harán imposible
encontrar el cuerpo.
De esta forma, la justicia portuguesa no sólo es burlada, sino puesta en ridículo, junto con los investigadores policiales.
El exorcismo es una práctica religiosa católica, que se lleva a cabo en el mayor de los secretos, sean cuales fueren sus consecuencias.
Las fuentes de esta información, a fin de resguardar el trabajo, la salud y vida de los informantes, no serán divulgadas..."

Carlos said...

En mi blog he publicado una reflexión sobre la diferencia entre hechos noticiables y rumor/especulación/filtración y una crítica a los juicios mediáticos paralelos:
http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2007/09/el-caso-madeleine.html

Anonymous said...

I want not agree on it. I assume polite post. Specially the appellation attracted me to review the whole story.